19 febrero, 2007

Ferrante censurado. Las consecuencias

Sabíamos que esto iba a pasar.

No tuvimos más que subirlo durante este fin de semana al Blog, momento en el que la noticia indignante adquirió estado público. No tuvimos más que compartir lo que sentíamos internamente hace semanas con nuestros lectores, para que comenzaran a surgir en pocas horas, cientos de miles de manifestaciones de repudio en las distintas latitudes a esta barbarie que, sin querer, salpicaba la imagen del Peruano Dorado.

Demian Ferrante Kramer fue “borrado” de Wikipedia (la que se dice es una enciclopedia “libre” conformada por internautas que suben sin limitaciones información para nutrir el medio), por alguien que sin lugar a dudas, resentido –vaya a saber por que- tiene atribuciones y “sacó” a Demian de este conocido compendio cultural virtual. No queremos extendernos en promocionar a este hombre (para más información, ver entrada anterior) pero si queremos destacar dos hechos que consideramos verdaderamente trascendentales:

El primero de ellos es que este español denominado “P” para preservar su identidad, denota cierto dejo de “envidia” por Ferrante ¡!!!!. Vaya, vaya dato importante. Es el primer registro certero de alguien que reconoce a Demian por algo y expresa sentimientos con respecto a esto.

El segundo hecho que no deja de ser paradójico y ya fue reflejado en entradas anteriores de este Blog es la imposibilidad de encontrar un argumento sustentable que nos permita explicar racionalmente el motivo por el cual, un escritor latinoamericano del que no se conoce a ciencia cierta un solo libro publicado, que por más de 50 años ha transitado a los ponchazos por la vida haciendo mil y un peripecias emparentadas definitivamente al fracaso, tenga –increíblemente- seguidores fanáticos que con una fe ciega lo idolatran defendiendo y resguardando su imagen a capa y espada en todo el mundo.

Solo a modo de ejemplo, se muestran en esta entrada, algunas muestras de apoyo a Ferrante (ver fotos) que se registraron durante el último domingo 18/2 en distintos países de Europa y América: Un cartel electrónico en la Autopista 62 en la bajada de Denver (1); un programa de televisión en la RAI (2) A fortunna per tutti- que muestra el apoyo a la causa en Génova; un cartel callejero en algun lugar de París (3)– Francia- ; un cartel en una avenida en reparación en Sevilla, un graffiti escrito por un grupo de estudiantes colombianos en una pared del centro de Montreal –Canadá- y un cartel de un restaurante de barbacoa en las afueras de Los Ángeles.

(1). Demian cuenta con una importante colonia de seguidores en esa localidad, producto de un encuentro casual con Jim Morrison (quiso salvarle la vida, pero fracasó), que derivó en la creación de la única Sucusal de la Fundación DFK por parte de un fanático (de Jim, obvio). El Coloso pasó varios años mendigando en sus calles, y hasta durmió en un Buick 66 abandonado, por casi 5 años en la década del 60.
(2). El único dato que tenemos de presencia de Demian en Italia, es que vendió diarios en Módena, lugar donde habría conocido a Luciano Pavarotti; no tenemos registros de que haya estado en Génova, pero en fin… alguno lo levantó ahí.
(3). Este ejemplo lo subimos porque nos gustó, pero si bien el cartel esta escrito en francés, todas las menciones alrededor son en inglés.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo en mi casa, queme un ejemplar de la biblia peruana adelante de mis hijos, estos ofendidos, se fueron y nunca mas volvieron.
por eso... no a la censura !
no sirve de nada, te quedas solo y despues nadie te quiere.

abeju

Fundación DFK dijo...

Qué lindo de lo Abejú!!... Cuánta enseñanza encierran sus palabras, mucho más en el mundo que hoy nos toca vivir, no??
Y todo por ser un facho y quenar una Biblia Peruana, la obra cumbre de Demian Ferrante Kramer!!!. A quién se le puede ocurrir.
Abejú... Tus hijos va a volver. Solamente sé tolerante y arrepiéntete de lo hecho...Aquí, en la Fundación, hay cientos de libros -todos ilegibles-, de Demian, por si querés darte el gusto de nuevo.. Pero recuerda... Qué tus hijos no te vean!!

Rogelio Ledesma Cárdenas
Asistente de Limpieza
Fundación DFK