19 agosto, 2007

El verdadero Quinto Beatle - Parte 2

En 1956, junto a unos compañeros del colegio y supervisados por Demian, Lennon forma "The Quarrymen", en homenaje al sucio bar en el que conoció al peruano.

Un año después, Demian les presenta a un muchachito que el conocía (no nos queda claro de dónde, pero era muy afectivo con él). A un joven de 14 años llamado James Paul McCartney.

Demian aporta algunos compases. La asociación empieza a dar frutos y empiezan a surgir las primeras canciones.

En 1958, Demian recluta a otros jovencitos, George Harrison –de apenas 15 años- a la guitarra y Stuart Suttcliffe al bajo, tan joven como el anterior (nótese el extraño perfil de edades que tenían las amistades de Demian, que acusaba 25 años en ese entonces).

Al año siguiente, toman parte en un concurso de jóvenes talentos de Manchester, con el nombre de “Demian’s”. Al ser reprobados en la preselección, cambian por “Johnny & The Moondogs” que desecharían, para bautizarse “The Silver Beatles”, hasta llegar a la definitiva denominación de “The Beatles”, poco después.

Y de ahí al éxito todo pareció un gran tobogán. El grupo del joven John, comenzó a tener algunas audiciones. Demian hacía las veces de instructor. Abandonó el bar en el que trabajaba, pero nadie noto su ausencia hasta meses después cuando encontraron algunos de sus trastos en el baño de empleados.

Entretanto, el grupo va adquiriendo fama en The Cavern, el legendario club de su ciudad, inicialmente dedicado a programar actuaciones de Jazz.

Demian no faltaba a ninguna actuación. Mientras, deglutía gran cantidad de aros de cebolla con cerveza Pilsen, y daba indicaciones a los jóvenes de Liverpool. Fue aquel el momento en que entró en escena un personaje que generó un quiebre en esta historia: Brian Epstein. Un prolífero productor londinense que ofreciendo un contrato con la discográfica EMI, rápidamente tomo en management del grupo para catapultarlos a la fama.

El ingreso de este hombre a la vida del grupo dejó a Demian mal parado. A partir de entonces todas sus indicaciones fueron ignoradas. Los jóvenes no le hacían caso.

Una tarde, Demian encaró a John y a Paul -a quien él había presentado- para pedirles explicaciones. Apesadumbrado, les exigió que le devolvieran su lugar como referente. Al fin de cuentas, si ellos llegaban a algo era por todo lo que él había hecho en pos de convencer a John de avanzar con la música, y al continuo aporte humano y musical que les había ofrecido.

John intentó conciliar, pero fue en vano....

- “Demy (le dijo fraternalmente en un apodo pocas veces escuchado)... Esta noche es muy importante para nosotros, vamos a grabar -gracias a EMI (y sin decirlo gracias a Epstein)- un recital en la BBC radio. ¿Por qué no nos relajamos, disfrutamos del momento y mañana mas tranquilos lo charlamos?”.

Demian se retiró ofuscado. Se sintió traicionado. “Váyanse al demonio pendejos de mierda!” dijo, mientras se retiraba. “Se van a cagar de embole, porque sin mí van a volver a ser los chicos malcriados que eran hasta antes de que yo los juntara. No van a ir para ningún lado... Esa música melosa que hacen no va a pasar de dos o tres recitales...Van a desaparecer!. Van a volver a la mierda de donde vinieron!!”, y cerró la puerta de un estruendoso portazo.

Los dos jóvenes se miraron absortos... En eso entró Brian Epstein y preguntó con cierto aire de asombro: “¿Qué fue ese ruido?” . Paul, sin mirarlo, le contestó: "El viento...", a lo que él productor pensó para sí: "...Qué lo parió!!”.

Esa noche fue un éxito terrible. La grabación salió espléndida. Estaban todos. Amigos, familiares, conocidos, todos menos uno: Demian.

Al igual que cuando trabajaba en Quarry, nadie noto su ausencia. Es más, los chicos ni siquiera volvieron a hablar de él por mucho tiempo.

Lamentablemente para Demian, su vaticinio de este grupo no pudo ser mas errado. The Beatles, el cuarteto de Liverpool que el peruano ayudó a gestar ha sido el grupo más famoso de música Pop del siglo XX, y ha llegado a vender más discos que cualquier otro intérprete, conjunto o formación.

Además de su carrera como grupo, todos sus integrantes obtuvieron rutilantes éxitos como solistas.

John, fundamentalmente, se convirtió en el emblema del pacifismo en épocas de guerra y furia. Esa misma furia que apagó su llama y a la vez lo convirtió un verdadero mito moderno: El 8 de diciembre de 1980 a las 11:00, al terminar de grabar, con Yoko, algunas pistas para la canción "Walking on thin ice", fue asesinado por un desconocido que le disparó con un revolver seis balazos (de los cuales cuatro le alcanzaron en la espalda) después de haberle pedido un autógrafo esa mañana a las puertas del domicilio de Lennon, el edificio Dakota. Si bien algunos testigos no terminan de describir con cierto dejo de detalle las características del agresor, varios de ellos coinciden en nombrar en la escena del crimen a un hombre corpulento de barba candado y anteojos de sol.

El conserje del edificio, el peruano José Sanjenis Perdomo acuso vehementemente a un tal Mark David Chapman, un joven estudiante de la Universidad de Covenant de Georgia con antecedentes neuro psiquiátricos que se encontraba frente al edificio.

Chapman fue condenado rápidamente. Aún hoy, habiendo cumplido 27 años de su condena en su celda del Correccional de Attica, sigue insistiendo en su inocencia.

El hecho es que Lennon murió esa noche en un coche patrulla a las 11:15 camino del hospital en brazos de su esposa. Al día siguiente, pintado sobre una de las paredes laterales del Dakota Building se pudo ver una extraña inscripción: “Venganza!”

Lo cierto es que en un rincón del Central Park, cerca del Dakota Building, denominado Strawerry Fields, los fanáticos han creado un altar para venerar a Lennon. De los miles y miles que pasan por día, más de un cuidador cree identificar cada 8 de diciembre a un hombre corpulento, con esa misma barba candado que algunos testigos del asesinato hicieron referencia, dejando un ramito de jazmines sobre la placa que se muestra en la foto.


1 comentario:

Puyolsito dijo...

wow wow wow! q historita que te mandaste!! jijiji =D=D

Saludos compañero!!