07 marzo, 2007

Sigue el boicot en Internet

Era de esperar.

Cuando un personaje adquiere trascendencia pública considerable, y va a contramano de los parámetros preestablecidos por los poderosos, comienzan a entreverarse situaciones que, un poco por infortunio y otro poco por manipulaciones gestadas desde los distintos círculos de poder, intentan encauzar las actitudes de la nueva figura pública, con los mandatos comerciales y políticos de la sociedad.

Y allí está Ferrante. Un Caballero del infortunio... Un hombre con el designio maldito. Marcado a fuego por el fracaso: Nacido de una familia acaudalada en el Departamento de Tumbes en Perú, menospreciado por su padre y aborrecido por sus hermanos hasta el presente, escritor sin libros efectivamente publicados, actor de cine con cientos de horas en el plató y no mas de un minuto en pantalla (nunca de frente), consejero en las sombras de las mas grandes figuras de los distintos ámbitos, y ni un solo reconocimiento efectivo a su tarea, viajero incansable por todo el mundo pero sin un domicilio fijo en más de 50 años de existencia.

Y allí está también un grupo de seguidores incansables, “La Fundación”, que al mando de Walter Liberatti (una suerte de superhéroe ferrantesco, encargado de guiar a este grupo de muchachos y muchas veces soportar el embate de los poderosos, y casi único referente relativamente estable de todos aquellos que a lo largo de los últimos 30 años buscaron venganza y/o lucro económico) intenta –casi siempre en vano- torcer la historia.

Sin embargo, y más allá de todo el noble esfuerzo de estos caballeros sin espada, está “la impiadosa maquinaria” que hace su tarea... Tan anónima como cruel, tan mítica como real, tan insensible como efectiva.

Ya bajaron a Demian de Wikipedia (temerosos de que la historia del peruano finalmente diera el espaldarazo esperado y se convirtiera en figura internacional); ya restringieron los más de 7600 sitios que hablan de Demian en Google; Altavista suprimió de sus búsquedas las relaciones a Ferrante y Yahoo, está evaluando los pasos a seguir y ahora van por más: Este blog, está siendo víctima de una campaña infundada que busca desbarrancarlo de los rankings en todos los sitios que engloban a los blogs más leídos del planeta.

Walter Liberatti, quien encabeza (como siempre) la contraofensiva, nos hace llegar un material que no solo tiene un valor testimonial tremendo, sino que sienta un precedente con respecto a la posición tal vez “institucional” de la Fundación DFK y los seguidores del Coloso de Tumbes con respecto a este tema.

En la foto que acompañan esta entrada, puede verse a Demian en su lugar de trabajo (Liberatti se negó a dar mas detalles de la ubicación geográfica del mismo) trabajando en su nueva publicación: “El universo del bit", en clara alusión a la importancia de la informática en la vida actual. Así, a simple vista…la nueva obra de Demian promete.

¿Promete ver la luz? Esperamos fervientemente que esta vez, se cumpla.

2 comentarios:

Lou Ferrigno dijo...

veo la foto de Ferrante...y veo esos anteojitos...que viejo trolo
por favor!!!!

Anónimo dijo...

Es la primera vez que entro a mi Blog y veo esto??

A qué estamos jugando, señores???

Y a vos, Lou??... Al que se hacía el superhombre en el Increíble Hulk, no te lo clavabas a Bill Bixby, eh??

Todos somos un poco trolos, che!!.. Qué joder!!

Demian Ferrante Kramer