05 marzo, 2008

Una historia con plumas... De Atlantic City a Martelli - Parte 1

Aquellos seguidores de este blog de la primera hora, recordarán la época en la que Demian Ferrante Kramer transitó suelo norteamericano. Y recordarán, también, la triste historia del Buick, y su encuentro fortuito con Jim Morrison .

En esta oportunidad, rescatamos un episodio que tiene origen en esos tiempos, que internamente denominamos "Classic age", porque sin dudas es el período en el cual se registra la mayor cantidad de historias y anécdotas protagonizadas directamente por el Atila peruano.

A principios de los años 60, con la reciente caída de Batista en Cuba, el negocio del entretenimiento que hasta entonces se desarrollaba en gran escala en la isla, se trasladó al continente, principalmente a Miami, Las Vegas y Atlantic City, en los Estados Unidos.

Casualmente, por esos lares vagaba Demian en aquel entonces...

Una mañana abrió los ojos, y sin saber cómo, se encontró en una gasolinera de la Ruta 322, llamada "Albany Boulevard", en las afueras de Atlantic City. No recordaba nada. Tenía la mente en blanco. En este punto, surgen un sinfín de voces que se levantan en contra del mito del Peruano Dorado, diciendo que la sobre ingesta de alcohol y estupefacientes hacían que Demian a gatas pudiese reconocerse a si mismo...

Nosotros, que defendemos a rajatabla la historia y la imagen del Peruano Dorado, preferimos creer que esas "lagunas mentales" tal vez estuvieron originadas en cierto poder alquímico que se dice tenía Demian, que le permitía moverse de un lado al otro en cuestión de segundos.

El hecho es que allí estaba. Con U$S 4,55 en el bolsillo y con un hambre que le permitiría comerse un mamut prehistórico, sin importar el estado de putrefacción en el que el mismo se encontrara.

Salió de la gasolinera y se acercó a la ruta. Un Kaiser Carabela verde metalizado se acercaba a velocidad media. Demian atinó hacer dedo. Sorprendentemente, el auto se detuvo frente a él.

- “Hola..”, dijo la joven al volante.... “Voy a la ciudad, solo puedo llevarte hasta la intersección de Alvany Bvd y Ventnor Avenue. Te sirve?”

Demian, que no podía dejar de mirarle los pechos a la joven, le dijo con voz de galán.

- “Yes, voy exactamente hasta allí”.

Esta claro que el peruano no tenía ni idea dónde iba a dejarlo ese viaje...

La joven habló poco. Demian intentaba hacerse el superado, aunque en realidad estaba perdido. Pero igualmente intentó hilvanar algún dialogo....

- “Que haces de tu vida?”, le preguntó la joven que dijo llamarse Úrsula Wynn.

- “Soy escritor”, dijo Demian. La joven dio un grito de alegría indescriptible. Con el correr de los minutos, Ferrante cautivó con su discurso seductor a la jovencita que parecía ser de buena familia. Tres o cuatro veces a lo largo del viaje la muchacha le marco enfáticamente que estaba dispuesta a entregarse plenamente de cuerpo y alma con tal de continuar escuchando las historias que Demian le estaba contando.

Ferrante sistemáticamente evitó encarar la charla para ese lado. Difícilmente podamos determinar si fue por respeto a la joven o por sus extraños gustos sexuales. Cuando la joven finalmente decidió tomar la iniciativa y desprendió un botón de su camisa de seda blanca mientras se hacia la distraída, Demian no pudo más y reaccionó como era de esperar....

- "Ventnor Avenue!!!! Aquí me bajo!”, gritó, y literalmente se tiró del auto. La joven, casi con lágrimas en los ojos frenó el automóvil y lo miro apesadumbrada.

- “Ok. Bajate”...

- “Gracias Úrsula”, dijo Demian mientras lo hacia. La joven arrancó el auto con furia y vio por el espejo retrovisor mientras maldecía, al peruano saludándola con la mano, sobre la acera, junto a la parada del autobús.

Demian nunca supo que esa joven a la que había desairado era la hija de Steve Wynn, el dueño de la cadena de casinos y Resorts Wynn, uno de los más importantes complejos de resorts de la zona. Probablemente este dato hubiese sido insignificante para Demian, pero sí esta claro que tal vez, de dar rienda suelta a los deseos de la joven heredera, los destinos del Peruano Dorado podrían haberse truncado en pos de un futuro mejor.

El hecho es que Demian jamás lo supo. Estaba solo, con algo mas de cuatro dólares en el bolsillo, se estaba haciendo de noche y lo único que vio, fue frente a sí un enorme cartel que decía Hilton Atlantic City.

"Un hotel", pensó. "Y gigante!"... Se estaba haciendo de noche. Algún lugar para dormir iba a poder rapiñar. Y hacia allí se dirigió....

Continuará...

11 comentarios:

Mrs. Robinson dijo...

U$S 4,55 solamente en sus bolsillos?.. Si hubiera estado yo en ese auto, lo hubiera llevado a vivir a mi casa. Realmente es una pena lo de este Demian. Encima, homosexual, y nadie se da cuenta. ¡Abran los ojos por favor!

Un saludo...

Firma.. quien menos te lo esperas ;)

El Peruano Dorado dijo...

Sra. Robinson: de dónde sacó qué el Peruano Dorado anda para atrás??... Que esté un poco confundido, que a veces la pifie, que termine dado vuelta una que otra, no son razones de mérito para afirmar que es homo. Siquiera se sabe si es un homo sapiens!!.
Agradecemos su visita, y esperamos que vuelva.
Un gran saludo de Demian...

Patricio

Leo_SCI dijo...

Indagué más en sus expedientes y ahora sí estoy convencido que merece ser nombrado al menos "extraña entidad ilustre".

El peruano es raro, pero no creo que sea homo, ahí hay algo más...

El Peruano Dorado dijo...

Vamos,Leo, todavía!!... Nos gustó eso de "Extraña Entidad Ilustre"..."EEI", tiene su onda... Gracias por tu visita.

Patricio

karen dijo...

No había caído en la magnitud del sex appeal del peruano...aunque a él le guste permanecer bajo un velo, aparentemente voluntario, de ambigüedad...

Otro relato que promete...

Alex B. dijo...

Karen: no se exactamente el grado de expectativa que puede generarte Demian pero te pido que tengas cuidado. No quisieramos que pases a formar parte de la legion de mujeres que durante los ultimos cuarenta años fueron decepcionadas por el atila de tumbes.

Puede que vayas a sentirte muy sola (no porque Ferrante cumpla las expectativas, sino porque no hay registros de muchas mujeres hayan esperado algo de el).

Gracias a todos por acompañarnos

Alex B.
Co-Brain
del Peruano

MARAIA BLACKE dijo...

El peruano cada día me asombra más...yo sabia de la transmutación de metales corrientes y de la búsqueda de la panacea…pero eso de trasladarse de un lado a otro juro que no...díganme: Acaso nuestro coloso descubrió un poder nuevo y lo guardó como uno más de sus fracasos??

Leí en SCIENCE que los detractores de Demian sostienen que el jamás pudo haber practicado esa protociencia llamada Alquimia, porque ella corresponde “…al ser humano regenerado espiritualmente, después de pasar la muerte mística a la resurrección de la vida inmortal y verdadera…” y DEMIAN no encajaría en NINGUNO de dichos aspectos.

ATILA: yo te banco igual! Aunque te transmutes en vos mismo!

BESOS.

El Peruano Dorado dijo...

Grande, Maraia!!... Y qué explicación acerca de los alquimistas!!... Tenés razón, pero en parte. Demian tiene poderes alquímicos, se transforma constantemente. A su manera, claro...
Peluca, labios pintados, tacos altos... Bueno,qué queres que le hagamos??

Patricio

Elipse dijo...

Me parece que me tengo que poner al día!
Lo sigo...

©Claudia Isabel dijo...

Vengo con atraso...que buena está la historia!

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Dios.
Sólo la inclusión del Kaiser Carabela en el cuento ya me salvó el día.