15 diciembre, 2007

La fiesta de todos - Parte 1

Hubo un film, hacia finales de los años ’70, que intentó rendir tributo a la Selección argentina de fútbol por su triunfo en el Mundial ’78, y resultó ser un bochornoso espectáculo propagandístico a favor de las cuestionadas Fuerzas Armadas de aquel entonces.

Nunca se supo si algunos actores de cine y TV, así como de personalidades importantes del periodismo, la política y el deporte, que participaron de la película fueron víctimas de un engaño, se dejaron llevar por la pasión del momento, o adscribieron gustosos a la movida.

La historia de hoy del Peruano Dorado, que lo implica en un hecho similar, tampoco quedó clara. Especialmente, porque aún no ocurrió… Corría el año 2012…

Y en Argentina se seguía torturando a la gente con los mismos programas de mierda de siempre. Tinelli, con más de 50 años, emulando a un chiquilín impertinente y sacado, insistía con “Patinando por un sueño”, “Bailando por un sueño”, y una última osadía: “Garchando por un sueño”, donde se practicaban actos sexuales en el estudio, a la vista de menores de edad. Muchos años después aún se recordaría la frase del Gran Marcelo, sugiriendo a las mamis: “Tapale los ojitos al nene, que no vea!”, en un intento de evitar las ya casi inexistentes multas del CONFER.

Todo valía en el 2012. Incluso estaba Gran Hermano, con una veintena de adolescentes que se disputaban el primer premio apelando a estrategias caníbales…. La más celebrada en aquella época futura sería la del “Homicidio” de alguno de los integrantes del grupo, en tanto las cámaras no hubieran identificado al autor. El crápula de Rial, se desgranaría en elogios hacia el recordado “Arturo Méndez”, diciéndole en cámara, ante millones de televidentes: “Te felicito Arturito… No se vio nada, y por la cara de hijo de puta que ponés, no me cabe duda que fuiste el que disparó el arma… Sos todo un estratega, un fenómeno que nos engañó a todos, incluso a mí, que soy otro fenómeno… Si no, mirame, estoy robando con este programa de mierda desde hace una década, soy un inmoral, y nadie se sorprende!.."
Rial, a esa altura de los tiempos, siquiera disimulaba lo que era. Se había convertido en un auténtico “confesional”. Al igual que el Patrick Bateman de “Psicópata Americano”; la sociedad estaba abierta para recibir a cualquier demonio.

Pero no solo aquellos 2 bodrios estaban día y noche en televisión… También nos embargaba “Gran Hermano Famosos”. La versión “26”, con los “ignotos exitosos” de siempre estaba en pleno proceso de creación. Aún no había hecho su debut, y ya se hablaba de:

“Dante Cerdetti”, delantero de Bánfield en el ’78, que a punto de jugar el Mundial de aquel año, una severa lesión lo dejó sin posibilidades para toda su carrera. Se voló las dos piernas manipulando una granada. Triunfal fue su entrada a GHF26, sobre una carrito con rulemanes tirado por una jauría de perros salchicha arengada por Peluffo. Todo un héroe de Vietnam…

“Néstor Argüello”, cartonero, marplatense al igual que Báez, el del crimen de la mujer de Monzón. Pero éste no había visto nada aquel día, estaba cartoneando en Miramar, pero se había vuelto famoso porque su amigo le habría contado “secretos” sobre aquella noche trágica. Era un mitómano más, pero servía…

“Rita Pavarotti”, cantante al igual que el genial Luciano, pero dedicada a la bailanta. Desafinaba como una perra. Pero servía para las cargadas, porque le faltaba un diente y se le notaba mucho cuando abría la boca.

No obstante habernos acostumbrados por años a ilustres desconocidos, contra todo pronóstico que anticipaba más de lo mismo, la caterva restante de aquella Gran Casa no sería del todo anónima.

Encabezada por Gastón Trezeguet (ex Gran hermano), estaba secundada por Mitch -el Hombre Desmayo- , el oficial Schultz, el conductor Marley -algo olvidado por aquel tiempo-, Guido Gorgatti -bastante grandecidto-, Jorge Luz -viejito también, pero muy vital-, Jaime Bailey -viejo conocido del Peruano-, Guido Suller, el diseñador de modas Jorge Ibáñez, y el actor Fernando Peña. Con un elenco así, Gran hermano Famosos 26, estaba destinado a llegar mucho más alto que sus antecesores.

Fue en ese momento que, vaya uno a saber, la suerte, el destino o la justicia comenzaron a gestar una gran oportunidad para alguien…. Serían las 3 de la tarde de aquel 4 de agosto de 2012, cuando se escuchó…

- “Ché, falta uno… Alguien que venga por poca plata, ok?... Nos gastamos todo con Peña, Marley y Trezeguet!”... “¿No se te ocurre nadie?”, preguntó el encargado de programación del canal a su colega.

- “Mirá, acá hay un nombre. Es uno de estos tipos que viene por el sánguche… Está siempre en la tribuna aplaudiendo. Este de barba candado que está en esta foto, lo ves?..."

La imagen de Ferrante Kramer comenzaba a circular por los estudios de Canal 13. Alguien había reparado en él. Y todo gracias a aquella pregunta que tan bien le encajó al peruano: “Che, falta uno… ¿No se te ocurre nadie?”

Y quién “más nadie” que el Peruano Dorado para completar el círculo del fracaso, no?

Continuará…

4 comentarios:

Georgie dijo...

Chicos del Peruano,
Mientras aguardamos que prosiga la historia, dos cositas. "Amores que matan", también en Blogger (algunos posts viejos, más los nuevos que van a ir saliendo). Y la segunda: la faceta gauchesca de Georgie, se personificó en "Nemesio Gómez". Van al perfil, y allí nos encuentran.
Un abrazo.

adam dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

©Claudia Isabel dijo...

jajaj, "Garchando por un sueño" no es apto para heterosexuales...que pasa con nuestro héroe fracasado?
Ojo!!! será su destino ser el nuevo integrante de village people versión 2008?
Saludos a todos.

El Peruano Dorado dijo...

Claudia: seguí esta historia porque el peruano parece haber sido elegido para algo grande!! No puedo adelantarte nada más...

Patricio