28 julio, 2008

El Libro de Notas de los Ferrante Kramer - Parte 1

Desde siempre se ha venido especulando acerca de la existencia de una pequeña “Libreta de notas” familiar de los Ferrante Kramer. Un libro de apuntes secretos, que habría pasado de generación en generación entre algunos hombres de esa ilustre dinastía peruana.

Según se sabe, primero habría sido Donato, el abuelo de Demian, quien escribiera en él sus “andanzas y travesuras juveniles”. Doroteo, su padre, el continuador de la saga, confesando sus propias penurias y alegrías. Finalmente, y como resultado de la tradición familiar iniciada hace más de 100 años, el viejo cuaderno de anotaciones íntimas habría sido continuado por Demian Ferrante Kramer (*), el Peruano Dorado.

Y la historia de la libreta no habría pasado de ser un mito, de no haber ocurrido lo de aquella tarde en Denver, cuando a Dilbert Kooney, el Presidente de la Fundación y de la Universidad Ferrante Kramer con sede en Denver, se le ocurrió detenerse sobre el número 4444 de Ritchie Drive, lugar donde funciona una de las filiales de la conocida casa de remates Ritchie Bros. Auctioneers.

- “Señores!”, escuchó decir Kooney, mientras ingresaba al local, de boca del anfitrión del evento.. “… Le ha llegado el turno a este enigmático libro de notas!”… “Cerrado con cerradura, como se indica en el catálogo que les fue entregado... Casi inviolable, en perfecto estado de conservación… Les confieso que tuve curiosidad por saber de su contenido, pero carece de llave. Su interior ha permanecido en secreto para todos, incluso para mí”, dijo el rematador sonriendo, y exclamó: “Hagan su oferta, la base es de 1 dólar”.

Hasta ese instante, para Kooney, el objeto en subasta era tan solo un libro. Pero cambió de parecer cuando leyó el catálogo donde se anunciaba el artículo: “… Cerrado, en perfecto estado, lleva grabado en su tapa las iniciales DFK”…

Dilbert sintió que le faltaba el aire, estaba en estado de shock... Había encontrado por puro azar la Caja de Pandora de su mentor, ídolo y patrono cultural: el Peruano Dorado... No podía salir de su asombro. Comenzó entonces a dejarse llevar por la emoción, y a recordar todas las cosas que había escuchado acerca de aquella libreta de anotaciones personales de los Ferrante Kramer: “… Que el abuelo de Demian habría confesado en él haber tenido un hijo en secreto con una mujer de Iquique, 30 años menor”, “… Que Doroteo, su padre, habría perdido una fortuna en una partida de juego y que esto habría derivado en su expulsión de la posada familiar, debido al enojo generado en Felisa, la esposa de éste”… O lo más importantes para Kooney: “… Que allí Demian habría esbozado el esqueleto, los vectores primeros, las bases, los principios… Digamos, las primeras ideas -sino todas-, de su obra cumbre literaria: La Biblia Peruana.

Pero ello, además de ser un hecho inédito por tratarse de la “antesala” de un incunable - por denominarlo de alguna manera-, representaba el único elemento físico con forma de “libro” escrito por el Peruano Dorado, toda una novedad ya que la obra de Demian se encontraba -como todos sabemos- definitivamente perdida o al menos fuera del alcance de cualquier mortal.

Kooney era un hombre de dinero. Él solo, sin ayuda de nadie, soportaba el funcionamiento de la Fundación Ferrante Kramer en Denver; incluso otorgaba becas. Hasta seguía manteniendo, aunque en forma reducida, la sede local de la Universidad Ferrante Kramer -en verdad, la única en pie-, iniciada a comienzos de los ’80, por alguien que muchos afirman fue el mismo Walter Liberatti, pero operando bajo un nombre falso.

Aquella tarde Kooney tenía más de mil dólares en efectivo en el bolsillo, y al menos Visa, Mastercad y Amex Corporate -de la Universidad que presidía- con los límites intactos... “Espero no quedarme sin resto”, pensó... No fuera que por ello perdiera la batalla en una pugna por el valioso Libro de Notas de la familia Ferrante Kramer.

Pero, le alcanzó...

La subasta terminó al precio base: 1 dólar... Y con un solo interesado, Dilbert Kooney.

(*). Dionisio, el mayor de los 4 hermanos, lo habría rechazado; se desconocen las razones. Duillo y Danilo quedaron descartados al aceptar Demian ser el continuador de la tradición.

Continuará…

15 comentarios:

Laura Osicrán dijo...

Sabía que algún día un pequeño libro arrojaría algo de luz sobre la desdichada existencia de este grande!. Vamos, Demian!! ... Me parece que esta vez se te da!

Laura

Roberto Esmoris Lara dijo...

Cómo se me dan las cosas últimamente, Demián. No lo vas a creer pero hará una semana conseguí por casualidad "Iquique sin tí (diario íntimo de Matilde Papaia)". Al ver el título me dije "¡Chirimoias!, debe ser un estudio de Santa María de Iquique por Calapayún!" Pero no. Se trataba de apuntes de la que había sido esposa de Donato, tu abuelo. No lo leí atentamente (lo haré ya mismo, claro) pero de entrada nomás se larga con una revelación explosiva. Dice que tu abuelo....bueno, como te dije no lo leí atentamente. Prometo hacerlo.
Un fuerte abrazo
REL
PD) Guarda con esa Laura Narciso al revés (Osicran), pude averiguar que en realidad se apellida Zeñabi Atnem...minga de "Laura".

El Peruano Dorado dijo...

Roberto, no puedo creer que tengas el famoso "Gemelo" del Libro de Notas en tus manos... Sabrás, entonces, que eran 2 los libros de notas de los Ferrante Kramer... Te pido por favor que no divulgues ningún detalle antes que este post, de 3 partes -aviso-, sea publicado.
Lo que son las casualidades, no??. A mí también me pasó una vez, que entre los globos del cumpleaños de mi sobrino que había comprado, comencé a inflar uno y no era un globo, aunque sí era como un ... Otro día te cuento, fue una broma de AlexB.
Respecto de Laura Osicrán, no sé qué decirte!... Será pariente del gran Zeñabi Atnem??

Un abrazo, y gracias por elesmero que ponés en tus comments.

Patricio

©Claudia Isabel dijo...

Patricio,Señor Esmoris, no dejan de sorprenderme. Es increible la dualidad, o casualidades entre ustedes...debe existir algo más fuerte, algún misterio del más allá o del más acá, no sé...
esa foto familiar de los Ferrante Kramer...esas niñas prestadas para la foto...no sé!

Alex B. dijo...

para ser sinceros Patricio, tengo miedo de dar a conocer el descenlace de esta historia. estas seguro de darla a la luz. Me preocupa nuestra integridad fisica despues de que este relato se haga publico.

Estoy con vos

El Peruano Dorado dijo...

Gracias, AlexB. Vos bien sabés que este libro confirma algo que sospechábamos, pero que nos resistíamos a creer. Todos los que seguimos de cerca al Peruano, albergábamos la esperanza de que no fuera cierto. ´Para nosotros,más que una esperanza era una necesidad.
Pero, bueno, lo diremos. No me cabe duda que para nuestros lectores va a ser una bomba.

Patricio

Osito Jacky dijo...

Hola amigos ,como siempre geniales ,aprovecho para felicitaros por el dia del amigo ,siento hacerlo tan tarde pero nos pillasteis de vacaciones.

Un abrazo!!!

Ishel dijo...

Interesante relato.
Saludos

El Peruano Dorado dijo...

Gracias, Osito e Ishel. Les dejamos un mensaje a ambos en sus Blogs.

Patricio/ AlexB

Leo_SCI dijo...

¿y será cierto... será el Peruano como Amadeus Mozart... habrá escrito toda su magnanima obra sin la necesidad de tener borrar un solo rengón?

El Peruano Dorado dijo...

Leo: sí, igual que Mozart... Ambos fueron geniales con su instrumento.
Un abrazo.

Patricio

MARAIA BLACKE dijo...

Hola! Cuantas cosas mas nos tendrá escondidas Demian ?

Corre el rumor en la red que las mujeres de Iquique son ardientes...espero que no escatimen detalles al narrar lo escrito por Donato y si no que lo inventen!!! jaja
Saluditos!

Poetiza dijo...

Hola, me tienen en suspenso con esta historia. Ahora me voy a domir pero volvere y me ire reflexionando en todo esto. Dejo un beso. Cuidate.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Amanda Papaia, autora de "Iquique sin tí" y presunta mujer de Donato, hace 104 años había vislumbrado el futuro de este blog y lo cuenta detalladamente en uno de los capítulos. Por un compromiso contractual con Peruano no puedo revelar su contenido pero sí puedo adelantar que en los presagios de Papaia figuran las hoy conocidas como Maraia y Claudia Isabel en situaciones que son para sonrrojarse, vea.
Listo. Ahí med callo.
Les dejo un abrazo
REL

Roberto Esmoris Lara dijo...

PD)Fe de ratas:
* La autora y preseunta femme de Donato se llama Matilde Amanda Papaia. En mi primer comment puse Matilde y en este Amanda como homenaje a Victor Jara. Gracias.