01 mayo, 2009

La paternidad de Ferrante Kramer - Última Parte

El teléfono de Walter sonó con la melodía que identificaba al Peruano: “Give me a little respect”, de los Erasure.

- “Es el Peruano!”, gritó Dobetti… “Qué rápido parió!”

- “Hola, Demian, es usted!”, exclamó Walter, mientras pedía silencio al grupo..

- “Aggg!”, fue todo lo que se escuchó del otro lado

- “Maestro, respóndame!”, pero no se escuchó más.

- “Muchachos” -dijo Liberatti al grupo-, “... Creo que Demian está en apuros, vayamos rápidamente en su ayuda!”.

Todos salieron como disparados de sus asientos; el único que pidió que lo excusaran fue Vergatiesa, quien adujo no querer comprometerse en nada raro so pretexto de perder su matrícula de Escribano... “Cobarde!”, le gritó Walter, y prosiguió su marcha con el resto...

Al llegar a la puerta de entrada, sobrevino la hecatombe... Un enano que salió corriendo como poseído los embistió, haciendo rodar por la vereda al gordo Dobetti. Vestía muy llamativamente; parecía llevar un chiripá o pañales, y sobre su torso desnudo algo así como un babero color celeste.

Tras él, una mujer o alguien disfrazado de tal, a decir por su gutural voz que no paraba de repetir “Vení enano hijo de puta, dame la guita!”, casi se lo lleva puesto también a Liberatti...

- “Estee... subamos!”, dijo titubeando, mientras no dejaba de mirar a quien había salido corriendo detrás del enano... “Me parece que.... espero equivocarme”, se dijo para sí.

No obstante estar determinados a subir, la cosa no se les presentaba fácil... Alguien había dejado abierta la puerta del ascensor en el octavo, el piso donde estaba el Peruano Dorado. Pero, la decisión fue unánime: “Vayamos por la escalera!”.

En el camino, dos patovicas con el torso desnudo, delantal blanco y ridículo moñito stripper, se sumaron a la debacle, y casi los hacen rodar a todos por las escaleras... “Pero, de dónde vendrá tanta gente maleducada!”, gritó Lisotte... Liberatti lo palmeó en el hombro como Jack Bauer, y solo atinó a decir: “Go, go!!”

Finalmente llegaron al octavo, y la premonición del viejo Walter se hizo realidad. Tirado sobre el piso, y con la mitad del cuerpo trabando la puerta del ascensor, se encontraba Demian. Estaba sin ropa, inconsciente.

- Demian, Demian!”, intentó hacerlo reaccionar Liberatti...

- “Walter, Walter, gracias a Dios!", dijo entre sollozos. "Creo que fui engañado, todo fue un fraude para robarme el dinero!... La chica no era tal, y de la panza le salió un enano armado!”, le respondió…

- “Si, lo cruzamos al enano en planta baja… Pero no vi que estuviera armado”, señaló Liberatti.

- “Te digo que sí, Walter, estaba armado… Mirá, fijate!”, le retrucó, señalando la zona interior de sus glúteos que mostraban signos de haber sufrido un severo maltrato...

- “Uy, la gran puta!, estás a la miseria…Enano hijo de puta, chorro y degenerado!”, bramó el viejo amigo de Demian…
“Bueno, peruano…. A partir de este instante, hojas de malva, puré, y nada de sólidos por 30 días!... ¿Entendiste?”

Desde aquel día, a todos les quedaría claro que el Peruano jamás volvería a considerar la paternidad.
FIN

10 comentarios:

Laura Osicrán dijo...

Excelente este final, chicos!. No puedo creer lo de ese enano, me imaginé al que trabajaba con el negro Olmedo. Besoa. Laura

©Claudia Isabel dijo...

nooo, pobre peruano siempre termina con el c... roto! no hay derecho..decime Patricio, cuando le toca a él romper con esta mala suerte? alguno que romper tiene que encontrar en su vida, no?

Besos

El Peruano Dorado dijo...

Tremendo final, no, Claudia??. Algún día se dará. Ya vendrá la reivindicación de Demian, y causará asombro!!
Un beso

Patricio

Walter Portilla dijo...

Ya Demian, ahora sí que te leeré completo, disculpa el embrollo del tiempo pero sí te sigo. regreso para decirte mi comentario (también completo) un abrazote.

Walter Portilla dijo...

Ya Demian, ahora sí que te leeré completo, disculpa el embrollo del tiempo pero sí te sigo. regreso para decirte mi comentario (también completo) un abrazote.

Leo_SCI dijo...

Como temí que pasaría, un final desgarrador.
La verdad muchachos que me gustaría saber que haya alguien que pueda continuar con el linaje y el legado del Peruano.
Un Abrazo!!

§♫*€lisa*♫§ dijo...

que pena me dió,
han jugado con las ilusiones de demian
y más encima lo calaron no , esto no tiene nombre...ojalá se venga algún capítulo en donde Demian vengue tanta mala suerte .

que más decirles chicos

dejé que pasaran los capítulos hasta el final
y como siempre ustedes dan en el clavo
son GENIALES!! para hilvanar tan bien estos relatos , para llevar al lector a hacerse parte y tomar lado por su protagonísta

un abracito de sol
y sin duda es realmente un oasis de aventuras y de acción este espacio.

muakisitos para cada uno

El Peruano Dorado dijo...

Para Elisa (qué musical suena, no??)

Gracias por tus líneas en la historia de "La paternidad de Kerrante Kramer", nos alegra tus comentarios. Ya llegará el día en que el peruano te abrume con una hazana de aquellas!. Un beso.

A Leo: no hay posibilidad de descendencia alguna, Leo. Lamentamos decirte que la probabilidad es tan baja como que Amelia Bence quede embarazada.

A Walter: no te disculpes, Walter. No te has perdido nada... Un abrazo.

GRACIAS POR EL AGUANTE!!!

Poetiza dijo...

Un gran final. Saludos y besos, cuidense.

DaViD dijo...

http://novaletuopinion.blogspot.com/